miércoles, 2 de noviembre de 2016

GABRIELA: UN VERSO POLÍTICO Y FEMINISTA

Por Constanza Guerrero :: @coniguerreror 
Resultado de imagen

Lucila, “la que nació con la primera luz del día”; fue una mujer que trascendió barreras temporales y espaciales, nacida en un país que escasa justicia ha hecho con las mujeres que han  marcado su historia.

Este año fue el 127° aniversario del natalicio del primer Premio Nobel Sudamericano y chileno de Literatura y la primera mujer iberoamericana en obtenerlo. Lucila Godoy Alcayaga, no fue profeta en su tierra, recién, seis años después del galardón mundial; fue nombrada Premio Nacional de Literatura.

Su pluma rebelde, rupturista y transformadora reflejaba un componente político marcado hasta su muerte por la reivindicación de la Tierra, el Indigenismo y la Mujer.

El pensamiento social de Gabriela Mistral; dista de la enseñanza clásica  y mítica sobre la poetisa, como un verso simplemente maternal que declamamos de memoria alguna vez en nuestros años de escolaridad. La poetisa poseía reflexiones críticas, vanguardistas y sensibles a la realidad latinoamericana. La equidad social era una preocupación constante en los diversos artículos que publicó; en los medios de la época sobre la injusticia, la pobreza, la opresión a la mujer, la infancia desposeída, el tema agrario y la educación, instrumento que consideraba el epicentro de la movilidad social y por la cual cuestionó duramente al Sistema de Educación Pública.


Resultado de imagen

Su pensamiento en torno a la educación se patenta principalmente en la recopilación “Magisterio y Niño”, dice a ello: “No creo en los métodos escolares de Chile respecto de la formación en el estudiante. Ellos son enteramente superficiales; las materias que da- y en abundancia- corren como el agua por los tejados” (1952). Adelantada a sus tiempos, y muy atingente en su diagnostico, el sistema educacional chileno intentaba erradamente despertar un intelectualismo dogmático e impositivo antes que sensaciones y sentimientos que despertasen la necesidad y amor del educando por la instrucción.

Resultado de imagen
La educación jugó un rol esencial en su existencia traspasando fronteras, siendo así invitada por el Secretario de Educación en México; José Vasconcelos, a colaborar con la Reforma Educacional y la creación de bibliotecas populares en 1922, pese a la falta de apoyo de las autoridades chilenas, quienes no la consideraban digna representante de Chile para la labor encomendada.

En lo referente a su relación con el Movimiento Feminista, el “mujerío” como le llamaba, estuvo afectada por la inflexible opinión de Gabriela respecto a la mujer como la responsable de la maternidad y la función que esta debía cumplir en ella.  Mistral creía fervientemente en el empoderamiento de la mujer, la igualdad de derechos y en la legitimación de género para abrir nuevos espacios que le brindaran conjuntamente, un bienestar a los niños por la responsabilidad inherente, que ella creía le compete a la mujer sobre el sustento y formación de los hijos.

De igual forma, no es baladí la posición crítica que sostenía sobre el  feminismo chileno y sus precursoras. A su parecer éstas no objetaban las estructuras sociales económicas, productoras de discriminación, que afectaban a las mujeres pobres y que las mantenían en condiciones paupérrimas; el feminismo entonces debía incluir a todas las mujeres y no solo a aquellas de clase media a media alta ilustradas con acceso a medios de comunicación y servidumbre que se responsabilizara de sus hijos; para que pudiesen dedicar tiempo a la causa que enarbolaban. En síntesis, el feminismo rechazado por Gabriela Mistral era aquel que solo impulsaba a la mujer burguesa y liberal que requería para sí la apertura de espacios, que antaño eran exclusivos del género masculino.

Para la poetisa, “la pobreza de la madre, es la pobreza del niño” y dentro de sus postulados propuso en 1923, solucionar para ello, la situación del hijo ilegítimo y salvaguardar así  la marginalidad que padecía la madre soltera.

Al respecto Mistral, en su escrito “La Organización de las Mujeres” (1925), opinaba que en el movimiento feminista chileno había: “Mucha legitimidad en los anhelos, pureza de intenciones, hasta un fervor místico, que impone el respeto; pero poca ¡Muy poca! cultura en materias sociales.” Es más; ante la invitación al Consejo Nacional de Mujeres, Gabriela respondió: “Con mucho gusto, cuando en el Consejo tomen parte las sociedades de obreras, y sea así, verdaderamente nacional, es decir, muestre en su relieve las tres clases sociales de Chile” porque para ella, fiel a su pensamiento político, feminista y social “La clase trabajadora no puede alcanzar menos de la mitad de representantes en una asamblea cualquiera, cubre la mitad de nuestro territorio, forma nuestras entrañas y nuestros huesos. Las otras clases son una especie de piel dorada que la cubre.”

Gabriela contradecía al patriarcado en materia de instrucción educacional femenina. Es así como señalaba en su escrito “Lectura para Mujeres”: “Se cae en error cuando, por especializar la educación de la joven, se le empequeñece, eliminando de ella los grandes asuntos humanos, aquellos que le tocan tanto como al hombre” (1923).  En su artículo  “La Instrucción de la Mujer”  evidenciaba que la solución a la problemática social de ésta, partía en la instrucción. La educación dignifica a la mujer, le permite solventarse y ser libre.
Para Gabriela, su condición de mujer también la inspiró a levantar un discurso claro en contra de toda opresión: “y es que a medida que la luz se hace en las inteligencias, se va comprendiendo su misión y su valor y hoy ya no es la esclava de ayer sino la compañera igual. Para su humillación primitiva, ha conquistado ya lo bastante, pero aún le queda mucho de explorar para entonar un canto de victoria” (1906).

Resultado de imagen
Entonces, se podría concluir que el discurso feminista de Gabriela es profundamente politizado e impregnado de conciencia de clase, diferenciándose de la injusta y reducida imagen que la historia chilena ha pretendido construir sobre ella. La escritora se plantea como una feminista con reservas al movimiento que le fue contemporáneo, asistiéndole ideas más progresistas, fue una mujer dispuesta a contribuir en tanto el movimiento feminista chileno verdaderamente no solo consiguiese como reivindicación el voto femenino – izado desde 1928 por nuestra destacada prosista en sus escritos políticos-  entre otros derechos civiles por los cuales se luchaba, sino que incluyese en su gesta a toda la población femenina del país sin distinción de clase, oficio o etnia, y que se responsabilice de su rol respecto a las futuras generaciones.  Para la poetisa “La reforma que el feminismo debe clamar como primera, es la igualdad de los salarios, desde la urbe hasta el último escondrijo cordillerano” (1948). Cabe destacar que 68 años atrás, consciente de que la mujer jefa de hogar era una realidad mayoritaria en el extracto más pobre, visualizaba una piedra angular de la disparidad de género en nuestra sociedad, situación que a la fecha no ha cambiado.

Chile, era una sociedad que no estaba preparada para la fuerza y agudeza transgresora de las palabras de una mujer humilde, campesina, que en sus correspondencia compartió con Eduardo Frei Montalva, su amigo, una lamentable sentencia: “He entendido muy tarde el desprecio que tuvo mi país de mí, mujer mal vestida.”(1951)


Resultado de imagen


Incomprendida, Gabriela se apropió desde su verso sobrio y coloquial, del latinoamericano y sus problemáticas sociales.  Poseía una  concepción propia del feminismo: realista, reivindicativo, de esperanza y lucha diaria; acorde a lo que ella consideraba virtudes intrínsecas de la mujer.  Asimismo, repudiaba la marginación del campesino a través de la explotación del latifundista y la banalización de la tierra como concepto, conjuntamente con el racismo hacia la población indígena y la pérdida de identidad y tradición.

Tuvo la capacidad de describir y discernir, adelantadamente a su época, los problemas femeninos y sociales - aún no resueltos- a los cuales propuso soluciones concretas. Estimuló a la mujer a ser más consciente de sí misma, instruirse y emanciparse a través de la educación y a luchar por sus derechos, que según ella, son también los derechos de los niños, por el futuro y el porvenir de la sociedad. 

Columna publicada originalmente en Revista Iniciativa Laicista Ed. Mayo 2016: http://www.iniciativalaicista.cl/images/pdf/iniciativa-laicista-mayo-2016/Iniciativa-Laicista-25.pdf

2 comentarios:

  1. Our escorts Group service is open time 24*7 in 365 days/evenings.Call Girls in Agra You can take profit from our organization,Call Girls in Agra so employ High profile escorts in Agra for night fun.Call Girls in Agra The easy method to request Sexy Escort services in Agra to make with our supervisor.Call Girls in Agra We are dedicating all day, Call Girls in Agra every day Agra Call Girls. Simply make a call to get Call Girls in Agra the housewives for a night experience.

    ResponderEliminar