viernes, 24 de junio de 2016

NO ALTERNATIVE: EUROPA, EL BREXIT Y NOSOTROS



Por Uriel González :: @urielgonzalez

Nadie quizás, desde Europa hasta la periferia planetaria, pensaba en lo que finalmente paso: Gano el 'Brexit' y ahora el Reino Unido abandonará en un proceso paulatino -pero aun no detallado ni conocido del todo, al no tener ningún precedente institucional- la Unión Europea.

El vaso medio lleno, si se quiere ver asi, estuvo en la dignísima renuncia de David Cameron, ¿Como estaríamos acá con ese estándar de permanencia y entrega de cargos públicos ante responsabilidades políticas, electorales...o judiciales?

Mirando de lejos, fuera de especulaciones financieras y uno que otro análisis tan sudamericano  como innecesario (contando este, obviamente) un fenómeno así solo puede ser síntoma de algo mucho mas grande que la crisis de legitimidad, confianza, o de flujos migratorios, y los caminos posibles de respuesta van también mucho mas allá de la necesidad de "manos limpias" "nuevas generaciones" o todo tipo de manifestaciones de "escobas" políticas posmodernas, estamos para variar en una trampa lógica plausible pero errada, de viejos problemas, viejos diagnósticos y viejas recetas.

Algo esta pasando y es dificil de abordar bajo las categorías estándar típicas para estos fenómenos, bien intencionados pero limitados frente a la macrocomplejidad contemporánea, las avanzadas populistas por izquierda y derecha presentes hasta en los países mas progres, son síntomas de desborde cuasi-mundial, y ahora lamentablemente, en el caso del Reino Unido, seremos testigos de sus consecuencias que son tan históricas como catastróficas.

No soy experto en temas internacionales, pero duele y molesta tanto la derrota de cualquier idea de comunidad o bien común, como la pocas ganas y compromiso que la Unión Europea proyecta para ser una idea que valga mas la pena defender, antes que justificar o empatizar desde lo abstracto.

Margaret Tatcher, musa intelectual de la imprecisa pero fuerte ala derecha del "Brexit" decía en los 80s que "No había alternativa" a las duras reformas sociales y económicas implementadas en el Reino Unido,  y hoy quienes desde muchos lugares nos preocupamos o cuestionamos lo violento que puede ser esta afirmación como realidad, estamos entrampados aun en el pasmo y la rápida indiferencia ambiente con la que esta y muchas otras noticias contaminan el clima de buenaondismo general que queremos creer real pero somos incapaces siquiera de defender.

Como estaremos de mal, que lo mas serio que se puede leer después de saberse la noticia, son buenos augurios de las opciones de UKIP y los micronacionalismos europeos junto a recriminaciones al voto "Brexit" de las personas con menor nivel educacional, habitantes rurales, o los adultos mayores británicos...

C'mon.